martes, 11 de junio de 2013

AUTORIDADES VS PATRIMONIO EDIFICADO Y PEATÓN

  Se acercan las fiestas de "Guelaguetza" en Oaxaca, en donde el gobierno estatal y municipal, promueven nuestro estado con sus chinas oaxaqueñas y el templo de Santo Domingo de Guzmán -con ello se generan ingresos para los mismos y para empresarios del Centro Histórico, es decir promocionando el patrimonio edificado y el patrimonio intangible, estos ingresos son superiores a los del resto del año.

 Entonces: porqué no devolver algo a ese patrimonio edificado?. Oaxaca carece de políticas públicas para la conservación del patrimonio, en ciudades como Mérida, Veracruz y Morelia se incentiva la inversión para uso, la restauración y rehabilitación de los bienes inmuebles.
 ES DECIR, EL ÉXITO ECONÓMICO DEL TURISMO EN OAXACA  NO SE VE REFLEJADO EN LA INFRAESTRUCTURA  DE LA CIUDAD.


 En  la  Avenida Independencia- que es la principal del Centro Histórico- existen  casos en los que los edificios están en restauración o simplemente abandonados con tapiales, sin que se promueva ningún tipo de apoyo para su recuperación. Este el caso de la casa unbicada en el #204 frente a la Basílica de la Soledad.


En Junio de 2011 tras ligeras lluvias en la ciudad se hace un gran boquete en la barda de adobe para lo que el municipio decidió poner un tapial  de triplay que invade la vía pública.


Dos años han pasado y este tapial en Independencia sobre  uno de los cruces más congestionados,  mantiene al peatón al borde de un accidente. 


Es ahí donde este edificio totalmente desatendido no sólo puede colapsar , sino que durante estos dos años ya ha generado una problemática de movilidad en el lugar, en donde el peatón se tiene que bajar de la banqueta y caminar en el sentido de la circulación vehicular o en sentido contrario, habiendo unos cuantos centímetros entre las personas y el automóvil.




Instituciones como la  DGOUCHMAS (Centro Histórico)  y el INAH lejos de promover una cultura del caminar, en la que el peatón pueda desplazarse de un lugar a otro, barreras como esta, desalientan el caminar en el centro histórico, promueven el uso del automóvil como instrumento "seguro" para la movilidad y generan un patrimonio "maquillado" para las fiestas y lastimado en su cotidiano.



No hay comentarios: