miércoles, 22 de febrero de 2012

Sócrates asfixiado




El grave deterioro en los pisos de cantera así como jardineras despostilladas y un pésimo estado en el que se encontraba, la fuente llena de basura, ramas y agua estancada junto con una mala ubicación de los puestos de nieves asfixiaban al jardín Sócrates.

Su rescate era urgente, sin embargo una vez más se diseña desde el escritorio, interviniendo el espacio de forma poco comprometida evidenciando una falta de sensibilidad de nuestros tomadores de decisiones con una arquitectura que solo busca la estética como su objetivo principal olvidando la funcionalidad de los espacios, lo importante es que estén ahí aunque no sirvan, un analgésico que alivia momentáneamente nuestra necesidad de espacio público pero que no resuelve ni propone nada a una sociedad cada vez más dinámica.

El problema no es quien ejecuta, el problema es qué se ejecuta y eso tiene que ver directamente con la falta de principios arquitectónicos de los arquitectos a cargo de las decisiones, arquitectos que en su mayoría han desarrollado su formación entre oficios y el reloj checador pretendiendo hacer arquitectura a larga distancia, muchas veces sin siquiera poner los pies en el sitio.

Resulta necesario y de manera urgente dejar de diseñar de forma hermetica y sin propuesta, que los diseños se concursen al igual que sucede con la ejecución de los trabajos es un paso importante que la arquitectura Oaxaqueña tiene que dar, y tomar al concurso como el instrumento idóneo para el intercabio de ideas con el fin de mejorar la calidad de los espacios públicos,

Que los diseños se concursen, es lo más sano que le podría pasar a la arquitectura Oaxaqueña"

arte-arquitectura


No hay comentarios: