martes, 28 de febrero de 2012

El automóvil y el transporte público


El automóvil es un elemento de la vida de las ciudades, sin embargo, no debe convertirse en el eje de la planeación y el funcionamiento de la ciudad.Las políticas públicas deben abocarse a que poco a poco este elemento pierda relevancia en el contexto urbano, en beneficio de formas de movilidad más equitativas y accesibles

Debemos apostar e incentivar el uso del transporte público de forma cotidiana, entre los habitantes de la urbe. Por lo tanto, las infraestructuras que los gobiernos desarrollan deben ser dirigidas ante todo en esta dirección. Se deben conciliar grandes pactos sociales que apuntalen esta iniciativa, y que permitan construir las bases del transporte público democrático, económico, accesible y limpio.

Oaxaca Ciudad Metropolitana: Decálogo de una ciudad media hacia el futuro




No hay comentarios: