lunes, 3 de octubre de 2011

Diseñando patos muertos


El contenido progresista, tecnológico, vernáculo, orientado al proceso, superficialmente afectado por lo social, heroico y original de la arquitectura moderna ha sido estudiado antes por críticos e historiadores.
Nosotros afirmamos que ese contenido no fluye inevitablemente de la resolución de problemas funcionales sino que mana de preferencias iconográficas inexplicadas de los arquitectos modernos y se manifiesta a través de un lenguaje –de varios lenguajes – de la forma, y que los lenguajes formales y los sistemas asociativos son inevitables y buenos, y únicamente se transforman en tiranías cuando no somos consientes de ellos. Afirmamos también que el contenido del simbolismo inadvertido de la actual arquitectura moderna es estúpido. Hemos estado diseñando patos muertos.No sabemos si llegará el día en que prevalezca un urbanismo serio oceanográfico y arquitectónico, por ejemplo, opuesto a las actuales gesticulaciones de cabotaje de esos visionarios de la arquitectura futurista mundial. Sospechamos que ese día puede llegar, aunque difícilmente en la forma que hoy imaginamos. Como arquitectos practicantes en el aquí y el ahora, no nos interesa gran cosa tales predicciones. Sin embargo, sabemos, que los principales recursos de nuestra sociedad se aplican a cosas con muy poco potencial arquitectónico: la guerra, la comunicación electrónica, el espacio exterior y, en mucho menor grado, los servicios sociales. Como ya hemos dicho, ni éste es el tiempo ni el nuestro, es el entorno apropiado para la comunicación heroica vía la arquitectura pura.

Cuando los arquitectos modernos abandonaron honradamente el ornato sobre los edificios, inconscientemente diseñaron edificios que eran un ornamento. Al favorecer el espacio y la articulación sobre el simbolismo y el armamento, distorsionaron todo el edificio hasta convertirlo en un pato. Sustituyeron la inocente y barata práctica de la decoración aplicada sobre un tinglado convencional por la distorsión bastante cínica y bastante costosa del programa y la estructura para promover un pato; la mayoría de las minimegaestructuras son patos. Ya es momento de reevaluar la otrora horripilante declaración de John Ruskin según la cual la arquitectura es la decoración de la construcción, pero sin olvidar la advertencia de Pugin: está muy bien decorar la construcción, pero nunca construyamos la decoración.
Robert Venturi-Steven Izenour-Denise Scott Brown
" Aprendiendo de las Vegas"




2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que es la arquitectura Pato? ¿Qué son los patos muertos de la arquitectura?

Carmen Caballe Tutosaus dijo...

Una maravilla de ese gran movimiento llamado Posmodernismo y liderado por "genios" en el cual la forma prevalece a la función, todo un hito para ser un buen constructor (la ironía rezuma por cada letra que he expuesto)...Y ese Pato del cual nos habla es ni mas ni menos...que la gran obra de Robert Venturi...El Pato, que si lo buscas en Google Images, entenderás porque se llama asi...