jueves, 23 de junio de 2011

PERCEPCIÓN Y ARQUITECTURA

En la vida diaria, actuamos normalmente en base a percepciones espontáneas, sin intentar clasificar o analizar nuestras impresiones. A pesar de todo, nos manejamos sorprendentemente bien, debido al hecho de que los fenómenos "se presentan ( se perciben) con forma".

Pero también a veces nos equivocamos. Sorteamos los pequeños problemas de la vida diaria sin mucha dificultad, pero cuando los problemas no son tan claros, a menudo corremos el riesgo de engañarnos.
Modelo que "adelgazaron" con photoshop
Nephentes planta carnívora
Nustras suposiciones fallan especialmente cuando las condiciones son poco corrientes: es difícil reconocer a un chino entre otros chinos, y más difícil todavía juzgar su carácter, incluso despues de cierta familiarización.

Pero debemos adoptar una postura - " mejor la inseguridad que nada".
El propósito de la percepción es suministrarnos una información que nos capacite para actuar de manera correcta, aunque ya sabemos que no es un elemento fidedigno y que no nos transmite un mundo sencillo y objetivo.



Ahora bien, la mayoría de las personas están dispuestas a calificar cualquier edificio como "feo" o "bonito"; esta crítica refleja una percepción muy superficial.
Además si asimilamos el estilo dominante en el ambiente c
otidiano, la percepción de los demás estilos No será satisfactoria.



Hacemos recorridos diariamente y poco distinguimos un detalle arquitectónico, un edificio nuevo o un árbol que ha desaparecido.

Las personas inclinamos nuestras percepciones hacia la arquitectura, dependiendo del contexto en el que nos encontremos inmerso y de la educación que tengamos sobre arquitectura.


Para evitar la formación de prejuicios es importante que la educación general vaya acompañada de una educación arquitectónica.




PUESTO QUE LA ARQUITECTURA CONSTITUYE UNA PARTE ESENCIAL DE NUESTRO ENTORNO, PARECE RAZONABLE PRETENDER QUE DESDE LOS PRIMEROS AÑOS DE LA ESCUELA SE ENSEÑE A "APRECIAR LA ARQUITECTURA". 1

1)Intenciones en arquitectura- Christian Norberg-Schulz, Ed. GG,Pag. 20 y 126



No hay comentarios: