domingo, 28 de noviembre de 2010

LA SOSTENIBILIDAD ES UNA FÓRMULA



La ciudad pensada para el transporte individual ya no es posible, por que no se puede resolver la ciudad solamente para el coche, hay que pensar para la gente.

Yo creo que el futuro está en la superficie, no niego la importancia del metro, pero tenemos que operar en la superficie, con una condición jamás de competir en el mismo espacio, éste es el futuro y no se puede pensar en la ciudad , en donde: se vive aquí y se trabaja allá y el ocio está en otro lado, es un desperdicio de energía, de nuestra propia energía, no podemos más separar las funciones, no se pueden tener getos de gente muy rica aquí y gente muy pobre allá, pueden vivir y trabajar aquí, cuando más se mezcle vida y trabajo juntos es mejor, la ciudad tiene primero que proveer de alta calidad en el transporte, segundo separar la basura, tercero vivir más cerca del trabajo o traer el trabajo más cerca de donde se vive, el cuarto es entender la sostenibilidad como una ecuación entre lo que se ahorra y lo que se desperdicia, son cosas sencillas pero hay que empezar enseñado a nuestros niños, por que los niños van a enseñar a los padres.

La democracia es un problema de conflicto no de concepto, o sea siempre hay que pensar cual es el interés de la gran mayoría, si queremos un bus a cada 30 segundos el carril exclusivo no puede ser invadido, o sea también no podemos cometer un engaño que muchas ciudades han cometido, que la solución esta en el carril exclusivo, la solución está en la superficie en tres cosas importantes 1.- un carril exclusivo 2.- en el embarque, el pago antes de entrar en el autobús que esté a un mismo nivel, eso da una calidad de operación como si fuera metro. 3.- algo muy importante, frecuencia no esperar más de un minuto o más de 30 segundos. Esto es lo que va atraer a la gente a dejar su coche y utilizar el transporte público.

Esto es fundamental, es una sumatoria de operación de embarque y carril exclusivo -esto será fundamental en todas las ciudades del mundo.

Jaime Lerner

No hay comentarios: