martes, 15 de noviembre de 2016

UN TOLDO MILLONARIO PARA EL OCIO

Termina una administración en el estado de Oaxaca y la  masiva captación de impuestos, aún no se ve reflejada en una inversión coherente en infraestructura urbana. Las diferencias entre la zona centro de Oaxaca  con respecto a las zonas conurbadas, forman desde hace muchos años barreras cada vez más grandes. Para muestra un botón: la famosa velaria del Auditorio Guelaguetza de inversión millonaria y que cayó por partes poco tiempo después, fué instalada de nuevo y ahora se realizan obras también millonarias para el acceso al auditorio desde un gran estacionamiento que poco se utilizará en el año y poco tiene que ver con las necesidades de la Ciudad.
                           Arriba izq.: velaria o toldo del auditorio Guelaguetza de 170 millones de pesos,  al frente toldo  de la jornada diaria de trabajo en las  riveras del Río Atoyac.


A unos minutos de esas "imágenes de postal oaxaqueña" están otras, las del cotidiano,  pero también las de mayor concentración de comercio, con  vialidades y zonas como la central de abastos  que tienen gran potencial y bien pueden ayudar a Oaxaca a tener un vínculo comercial con sus Municipios mucho más eficiente con una correcta urbanización.

Pero el pretexto de las autoridades es que "no hay dinero" para casi nada. Pero no se habla de mecanismos para lograr un urbanismo que de sentido a la ciudad , lo que hace falta entonces es primero establecer esos  mecanismos de captura de plusvalías.

Dejando a un lado la corrupción, se pueden establecer  tres tipos de captura de plusvalías como se ha hecho en otros países de América Latina , como son: impuestos, contribuciones y regulaciones, en las que se incluyan a las familias que se beneficien de cada obra de infraestructura pero también y en la adecuada proporción a desarrolladores de fraccionamientos, plazas comerciales, e instituciones privadas.



martes, 12 de julio de 2016

PARTICIPA CON UNA PONENCIA O UN PERFORMANCE


El Laboratorio para la Ciudad, área experimental del gobierno de la Ciudad de México, organiza Poder Hacer. El Laboratorio es un espacio de especulación y ensayo que lanza provocaciones que plantean nuevas formas de acercarse a temas relevantes para la ciudad.
Asimismo, incuba proyectos piloto y promueve encuentros multidisciplinarios en torno a la innovación cívica y la creatividad urbana. Crea diálogos y complicidades entre gobierno, sociedad civil, iniciativa privada y organizaciones no gubernamentales con el propósito de reinventar, colaborativamente, territorios de ciudad y gobierno.
http://poderhacer.labcd.mx/

CONVOCATORIA PROGRAMA BANCOMER MACG

Invertir en la formación de los artistas, de entre 23 y 35 años de edad, es el objetivo fundamental del  Programa Bancomer- MACG. La iniciativa se realiza de forma bianual en colaboración con el Museo de Arte Carrillo Gil. Durante un periodo de 18 meses brinda apoyo y seguimiento individualizado a un grupo de hasta 10 artistas emergentes previamente seleccionados por un jurado internacional.

Al participar en este programa tendrás acceso a cursos y talleres interdisciplinarios para complementar tu formación artística, además de recibir asesorías curatoriales y de especialistas que te ayudarán resolver formalmente el proyecto. Al finalizar el periodo de apoyo gozarás de una plataforma nacional para exponer tu obra en el Museo de Arte Carrillo Gil y otras sedes culturales de gran prestigio en el país.


Link de descarga de bases: https://www.fundacionbbvabancomer.org/iniciativas.aspx?i=3&nota=557b2e8f-9e8c-4fac-92f3-2ad152782035

lunes, 18 de abril de 2016

Lanza MASISA su concurso de diseño para estudiantes

El Concurso de Diseño MASISA está orientado a estudiantes de las carreras de diseño, arquitectura y afines, y busca potenciar la gestión del futuro profesional y el desarrollo de la industria del mueble, incentivando la creatividad y la innovación tecnológica por medio del diseño. Se realiza en forma simultánea en Argentina, Brasil, Chile, México, Perú, Colombia, y Venezuela.

sábado, 16 de abril de 2016

jueves, 31 de marzo de 2016

Zaha Hadid - se va una estrella del deconstructivismo y la vanguardia arquitectónica


Zaha Hadid -británica e iraquí- nació en Bagdad 1950 , estudió arquitectura en  la Architectural Association  de Londres, donde obtuvo el diploma con  mención especial en 1977 y sus obras merecieron el reconocimiento internacional , siendo la primer mujer en recibir la Medalla de oro del  Royal Institute of British Architects,  y la única mujer en ganar el premio Pritzker de manera  individual. 


En entrevista a la revista el croquis acerca de la estación de bomberos de la empresa de muebles Vitra y del diseño de la Opera de Cardiff expone:



Siendo la construcción algo material y estilístico, ¿ cómo manipularla entonces para conseguir esa sensación de ligereza y movimiento?

    Lo sugestivo es, precisamente que el edificio de Vitra produce esa sensación de transparencia en un edificio hecho en hormigón. El hormigón, a pesar de su solidez, puede llegar a ser muy ligero… Haciendo posible que los espacios fluyan libremente de unos a otros se consigue esa impresión de continuidad cuando se recorre el edificio. Y es que, en realidad, lo que más interesa de todo esto es …cómo te sitúas en el espacio, cómo lo percibes y cómo te influye cuando lo recorres o cómo te impulsa a través suyo. La ingravidez y el movimiento tienen lugar casi simultáneamente, dotando al edificio de una energía particular.




Se ha referido usted a la disolución de la diferencia entre el interior y el exterior.    ¿ Estaba presente  esta preocupación en el diseño de la Opera de Cardiff?

En Cardiff teníamos nosotros que crear un mundo propio e independiente ya que, ahora mismo, realmente, el solar casi no existe físicamente. Nos importaba, en primer lugar, situar al edificio en relación con su visión global. ¿ Qué es lo que este edificio debe significar para la ciudad?. ¿Cómo plantearse un nuevo teatro de ópera?  Queríamos distanciarnos de la idea del teatro como un gran bloque, y el modo de hacerlo era penetrando la masa del edificio. Realizando un corte en esa masa y vaciando su interior permitimos que el aire y la luz penetrasen en su centro. Al elevarse la construcción sobre el terreno y ser bastante transparente, se contribuye a rechazar la idea de bloque cerrado.